Monday, September 28, 2009

Hipnosis para Chingar

La pendejá es que al principio, yo insistí en que él me hipnotizara. El doctor no quería hacerlo, pero lo jodí tanto y tanto que el no tuvo más remedio.

Había visto una charla del Dr. Ortega. El argumentaba que tenía el poder de crear cualquier imagen en una (imagen) seductora. No es que el cambiaba la imagen, más bien la percepción humana sobre la imagen. Ver connotaciones sexuales donde no las habían. El Dr. Ortega, en algún punto de su charla, hasta reclamó poder hipnotizar a alguien para ver acercamientos sexuales en donde estos no existían.

Fucking cool. Pensé.

Yo me había topado con esta charla por accidente. Hace poco conseguí trabajo en el hotel y había cogido la mala costumbre de meterme en los salones de actividades a rasparme puñetas. Me excitaba el hecho de rasparme una puñeta en un salón tan espacioso. Siempre lo hacía mientras miraba una mesa o algo.

Pues ese día entré y este cabrón me dejó fascinado. Explicaba como él podía hacer que una persona se pusiese bellaco con cualquier expresión que haga alguien del sexo opuesto. Mencionó palabras como "neurotransmisores" y eso confirmó en mi que este tipo sabía de lo que hablaba. Todo dependía de la “percepción natural” de la persona. El Dr. Ortega continuó mostrando pietaje de un experimento que condujo en el 2005. Lo hizo en un laboratorio, en un ambiente controlado. Utilizó a un niño de 10 años, al cual entiendo tuvieron que apuñalar al final del experimento porque se fue algarete por ahí sacándose el bicho. Siempre lo tenía bien parau’.

Yo me enfiebré bien duro. “¡Imagínate eso! Ponerte bellaco con la imagen de una panda o algo.” Algo así era mi viaje. Yo quería estar excitado todo el tiempo. Cuando una mujer me sonriera, el Doctor argumenteba que uno podía visualizar el bicho de uno dentro de esa boca. ¿Un bicho dentro de una boca sonriente? ¿Qué más se puede exigir? BRUTAL. Olvídate yo no podía esperar. Yo pensaba que sería algo como “virtual reality” o algo así. Me iba a poder clavar a todas las mujeres del universo con tan solo mirarlas. No tenía que ser ni en persona. Con tan solo mirar una foto, iba a poder visualizarme metiéndoles el puño en la boca hasta que vomiten.

Fucking melaza. Pensé.

El punto es que convencí al doctor pa’ que me hipnotize. Lo hizo gracias a mi iniciativa – le dije que mataría a su familia si no me hipnotizaba. Fui bien convincente bien cabrón. Anyways, ya yo me estaba babeando pensando en el momento en el cual me pueda raspar puñetas con meras memorias. ¡Iba a estar brutal”

Brinquemos a cuando me hipnotizó. Al doctor le entró una pendejá bien loca porque me estaba frotando el bicho. Yo no dije nada porque asumí que era todo parte del procedimiento. Se sentía incómodo con cojones y no se me paraba el bicho. Eso es bueno, porque comprobé que no soy pato . . . o que soy medio impotente. La cosa fue que el Dr. Ortega empezó a exigirme una erección.

Lo decía como susurrando. Bien cerca de mi oido. “Nerdote voy a necesitar que tengas esa pinga bien pará pa’ yo poder hipnotizarte papi”. ¿Papi? ¿Qué carajo estaba sucediendo? En verdad quería creerle al doctor. Quería que me hipnotizara. Quería tener “virtual reality sex” en todas partes. Pero tenía la pinga bien esmonguillá. Badtrip.

En ese momento tomé una decisión. Me levanté pal’ carajo de la silla esa y comencé a alejarme del doctor. El cabrón ya se estaba poniendo un condón en el bicho mientras decía: “espérate espérate que hay otra alternativa para la hipnosis”. “Áyaseal carajo” le contesté. “Y si dice algo de lo que acaba de suceder le prometo que fusilaré a su familia no me importa un carajo huelebicho” añadí.

Después de ese desagradable evento, me enteré de que el doctor tenía historial de “perrófilo” o algo así. Le gusta clavarse perros y eso. También aprendí que no tiene familia.

Yo sigo raspándome puñetas mientras observo mesas en salas de actividades desalojadas.

25 comments:

martillo20lbs said...

Por poco te violan cabron y ni te das cuenta. Acho yo siempre quise trabajar en un fucking hotel pa' tirarme a cuanta jevita trabaja y pasa por un hotel...

Nerdote said...

Jevitas? Acho yo lo q quería era virtual reality sex

martillo20lbs said...

tu sabes donde hay una escena de virtual sex bien cabron? en la movie demolition man con sandra bullock y rambo. esa tipa me puso bellaco cuando vi esa pelicula...ahh los buenos tiempos del VHS

martillo20lbs said...

http://www.youtube.com/watch?v=BD3ulOglkcI

Feto said...
This comment has been removed by the author.
Feto said...

(segundo intento con menos horrores ortograficos)


las mesas siempre ponen a uno bellaco porque suelen estar en cuatro

Nerdote said...

Ah pues esa debe ser la raíz de mi bellaquera....

Martillo: esa película rulea demasiado. nada como ver a wesley snipes arrancando cabezas por ahí

Cooki3 said...

Jajaja q embustero!! :D si te hubiera pasado no lo estarias contando, eso seria una frustracion bn brutal te violaron practicamente.

Capitán Puñeta said...

Cookie, pero quien ha dicho que Nerdote tiene dignidad?


Lavangó!

Yuly said...
This comment has been removed by the author.
Ana-K-ona said...

Que pervertida suena tu historia.

Freud se queda corto al lado tuyo.

jijiiji

Anonymous said...

Ese doctor salió bugarrón.

Nerdote said...

Diablo es claro por poquito me ultrajan sexualmente.

Alkarah José Hirán said...

Tu querías chingar como en The Lawnmower Man que el anormalito por estar chingando con la vecina que el le cortaba la grama al final tenía poderes de un dios, y podía mover las cosas con la mente, por ejemplo mesas.

Jajaajaj, me estuve ríendo todo el post, todos los doctores son patos.

Nerdote said...

'perate 'perate. ¿Esa película se trata de un tipo q tiene poderes gracias a chingarse a una tipa?

Must. See. Lawnmower. Man.

j.darko said...

me acuerdo que en esa película, en la traducción en español Rambo le dice que si no prefiere hacerlo a la antiguita! jajajaja

ese doctor no era Freud? o por lo menos familia! jajajaja! loco menos mal que no te dejaste violar porque después te iba a gustar la pendeja!

Alkarah José Hirán said...

Nerdote se me olvido decir que en Lawnmower Man el chingaba con unas gafas puestas, pal mundo virtual, y en unas ruedas de esas que ponen a la gente para que den vueltas. El chingaba solamente en el mundo virtual y eso lo ponía más inteligente cada vez hasta que tuvo poderes malignos al final. De verdad es media mierdita pero los otros días la ví mientras bloggeaba un rato y tu post me lo recordo bien cabrón, pero en una versión gay.

http://en.wikipedia.org/wiki/The_Lawnmower_Man_(film)

Ahí sale una foto del chingoteo virtual, es de Stephen King la historia.

Alkarah José Hirán said...
This comment has been removed by the author.
Nerdote said...

Qué demencia. Hay películas mierditas que hay que ver.

Digital Soldier said...

cabron lo mas probable t violaron y no t diste cuenta. lo mas probable t o metio y el sonido q hizo cuando t lo emburro sono com un aplauso y t despertastes. Dijistes el cuento a mitad para desahogarte lo se todo. jejeje!!

btw creo q la pelicula esa tiene como 2 secuelas mas!

Zabeton 2.0 said...

Demándalo por acoso sexual y gánate un billete.

Nerdote said...

Eso es lo que debería hacer!

Coqueta said...

Jejeje solo me he podido reir con esta historia, a la verdad que sales mejor con tu propia tecnica de las mesas y no con este doctor marica
Cariños
Coqueta

Nerdote said...

Sí pero reconozco q eso de las mesas está a lo loco.

Libelula De Azul said...

Que loco esta tu blog, me gusta mucho y me hare seguidora, pero que carajos es esto del medico que te quiso meter mano! Porque no le diste golpe hasta con el cubo del agua mi hermano!? Ese tipo debe de estar preso... Por cierto... fue de verdad que paso, o eres tu jodiendo!? jajajajajajajajajajaja